La Junta de Andalucía concede subvención a Protección Civil de Jódar

La Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía ha concedido este año 2020 un total de 651.459,79 euros en dos líneas de ayudas a las Agrupaciones Locales de Voluntariado de Protección Civil en Andalucía. Esta cifra supone el doble de las concedidas el pasado ejercicio, cuando fueron hasta 325.484,68 euros.

Este año, como novedad y por primera vez, los municipios se han podido beneficiar de dos líneas diferentes de ayudas. Una primera, ya existente, destinada a sufragar gastos comunes como la suscripción y pago de las pólizas del seguro de accidentes, enfermedad y responsabilidad civil de las personas voluntarias, formación, la adquisición de uniformidad o la compra de material menor para la protección personal de los voluntarios. En las solicitudes presentadas la mayor parte de las agrupaciones han destinado esta primera línea a la renovación del vestuario y a la suscripción de pólizas de seguro de accidentes. El importe total concedido en esta línea ha ascendido a 364.733,35 euros y 168 las agrupaciones que se han beneficiado de esta inyección económica.

La segunda línea, prevista este año como respuesta del ejecutivo a una petición de las propias agrupaciones y municipios, ha otorgado un total de 286.726,44 euros hasta a 137 agrupaciones. Esta segunda ayuda se ha referido a sufragar gastos inventariables para mejorar las labores de prevención y apoyo logístico que prestan las agrupaciones según prevén los Planes de Emergencia Municipal.

La Agrupación de Voluntariado Protección Civil de Jódar recibirá 1.815,66 € en la línea 1 y en la línea 2, unos 2.196,57 €, en total, unos 4.012,23 €.

El viceconsejero de la Presidencia, Antonio Sanz, ha subrayado la apuesta del Gobierno Andaluz por el voluntariado de Protección Civil andaluz: “Pese a las circunstancias de este 2020, marcado por la pandemia del COVID-19, el Gobierno andaluz ha hecho un esfuerzo no solo por mantener sino por duplicar el importe económico de 2019. Se trata de una apuesta sin precedentes en los últimos quince años que evidencia el firme compromiso con el movimiento del voluntariado, con los municipios y con la propia ciudadanía”.

“El voluntariado de Protección Civil está demostrando en esta pandemia que es un aliado fundamental en el servicio a la ciudadanía en pueblos y ciudades y, por ello, el Gobierno no ha dudado en responder a este compromiso apoyando su labor desde las agrupaciones con dos líneas de ayudas tal y como había venido manifestando”, ha apuntado Sanz.


Los informes presentados por los municipios para esta segunda línea apuntan a que las subvenciones se han invertido en modernizar el parque móvil y los equipos de comunicación con emisoras digitales, telefonía, repetidores, walkies y equipos informáticos, además de en desfibriladores y carpas.

Otra de las novedades es que, por primera vez, las Entidades Locales Autónomas han podido beneficiarse de estas subvenciones, “un aspecto de vital importancia para estos entes más pequeños y con menor capacidad económica”, ha apuntado el viceconsejero de la Presidencia.

Andalucía cuenta con más de 7.300 voluntarios de Protección Civil, hombres y mujeres que hacen de la ayuda a los demás una forma de vida que contribuye a mejorar la vida de sus vecinos y la seguridad de sus pueblos y ciudades.

“El compromiso de los voluntarios ha sido un auténtico orgullo estos meses tan difíciles con una media de 2.500 personas voluntarias de 327 agrupaciones de Protección Civil colaborando en tareas de apoyo y ayuda para facilitar la vida de sus vecinos y multiplicar la capacidad operativa de la región”, ha indicado el viceconsejero.

El voluntariado de Protección Civil ha colaborado en la recogida y entrega de comida y menús en el marco del plan SYGA (Programa de Refuerzo de la Alimentación Infantil) de la Junta de Andalucía, así como con otras entidades como Cáritas o el Banco de Alimentos. Ha llevado a cabo tareas de asistencia social a personas mayores y enfermos, labores de asistencia social a ancianos, enfermos a los que han ayudado con sus mandados, recados a la farmacia o simplemente llamándoles a diario para escucharles, apoyarles en sus necesidades y haciéndoles sentir acompañados en momentos de incertidumbre.

El voluntariado ha estado allí donde se le ha necesitado: haciendo mascarillas, colaborando en las tareas de limpieza, fumigación y desinfección de calles y mobiliario urbano, así como informando a sus vecinos de las medidas de protección a adoptar, recordando la importancia de la distancia social y el uso de mascarillas en espacios públicos como parques o mercadillos, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *