El Ayuntamiento de Bedmar instala abrevaderos artificiales para evitar daños en el olivar

El Ayuntamiento de Bedmar instala abrevaderos artificiales para evitar daños en el olivar

Se trata de la primera vez que la prolongada sequía obliga al Consistorio a realizar estos estanques para evitar los altos daños que los animales provocan en los sistemas de riego del olivar en su búsqueda de agua. Operarios municipales de Bedmar-Garciez se afanan estos días en la construcción de una veintena de abrevaderos artificiales destinados a mitigar la sed de la fauna salvaje de este municipio del Parque Natural Sierra Mágina, al tiempo que “para evitar los cuantiosos daños que estos animales provocan en los sistemas de riego por goteo que tiene el olivar, ya que en su búsqueda de agua, los animales roen y destrozan los gomeros del goteo instalado”, señalaba el alcalde de Bedmar-Garciez, Pablo Ruiz Amezcua.

Los abrevaderos que se están construyendo en posición de rampa de unos dos metros de largo y unos 90 cm de altura, se distribuirán estratégicamente por todo el término municipal, tanto en la zona sur del pueblo, más cercana al Parque Natural, como en la zona norte que linda con el término de Baeza y el río Guadalquivir, donde se encuentra la mayor plantación de olivar.

Como decíamos, ni siquiera en otras recientes épocas de sequía como la vivida en los años 1994 y 95, el Ayuntamiento ha tenido que colaborar con agricultores y cazadores de localidad en este asunto. Sí ha ocurrido en años anteriores que la propia sociedad de cazadores del pueblo o los agricultores a título particular han distribuido pequeños abrevaderos dirigidos a mitigar la sed de la caza menor.

En esta ocasión, la prolongada sequía y la los continuados daños en las gomas instaladas para el riego del olivar ha hecho que sea la propia Comisión Municipal de Agricultura, integrada por agricultores del pueblo junto al concejal del área, la que ha propuesto al Ayuntamiento que adopte esta medida para mitigar en parte el problema. Sin embargo, los abrevaderos que construye el Ayuntamiento este año van dirigidos a la fauna salvaje tanto de caza mayor como de caza menor. No solo son los conejos, liebres, jinetas, hurones, garduñas o perdices los animales que podrán beber agua en estos pequeños estanques, sino que también podrán mitigar su sed la cabra montés, el jabalí, el zorro o el lince, que pueblan estas sierras del Parque Natural. Especialmente los conejos y las liebres son las especies más dañinas para los gomeros, pero también se están viendo el jabalí o la cabra montés en medio de los olivares buscando el agua y destrozando las gomas del riego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CommentLuv badge