Plan para mejorar la calidad de vida de los mayores de Jaén

Las personas mayores conforman uno de los colectivos que peor lo están pasando en estos tiempos de pandemia aunque los problemas de dependencia y soledad que arrastraban ya venían de atrás. Ahora se han establecidos unas directrices autonómicas para luchar contra estos y otros problemas que sufren los mayores en Andalucía y, especialmente en Jaén. Estas directrices se han recogido en el I Plan Estratégico Integral para Personas Mayores en Andalucía 2020-2023, que han expuesto esta mañana la delegada del Gobierno, Maribel Lozano, y el delegado de Políticas Sociales, Antonio Sutil. Un conjunto de estrategias que va a contar con 145 millones de euros de presupuesto a nivel autonómico, aunque el reparto de los mismos irá en función de las medidas que se adopten en cada provincia en función de las necesidades.


El I Plan Estratégico ordenará el conjunto de las políticas públicas destinadas a promover el bienestar de los mayores desde una perspectiva integral, preventiva y sostenible en el ámbito sanitario, de servicios sociales, cultural, deportivo, de ocio, urbanístico y asociativo. En concreto, va a abordar materias fundamentales como el envejecimiento activo y la red de centros de participación activa, la prevención de la dependencia y la atención a las situaciones de mayor vulnerabilidad en este colectivo como son la soledad no deseada o el maltrato.


En total, son 30 las medidas que se distribuyen en cinco líneas estratégicas: prevención de la dependencia, atención a la dependencia, atención a personas mayores con especial vulnerabilidad, fomento del buen trato y lucha contra la soledad no deseada. En ellas se hace referencia a la implementación de programas para incrementar la práctica de ejercicio físico en las personas, agilizar la prestación de los servicios sociales, mejorar la atención al colectivo LGTBI, reducir el porcentaje de personas mayores que sufren soledad no deseada, mejorar la empleabilidad de los mayores de 55 años, reducir el riesgo de pobreza o implantar un nuevo modelo de atención centrado en las personas.

Por su parte, el delegado territorial de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Antonio Sutil, se ha referido a los problemas que enfrentan las personas mayores en la actualidad como la invisibilidad de las personas LGTBI, en exclusión social o inmigrantes retornados; la baja práctica de ejercicio físico y el alto nivel de sobrepeso y obesidad; las mujeres como principales afectadas por el maltrato; las personas de entre 55 y 64 años que sufren una tasa de paro superior al 20 por ciento que lastra su cotización en los últimos años; o el rol de persona cuidadora que recae sobre las mujeres en el 85 por ciento de los casos.

«Nuestros retos están claramente definidos en este Plan. Queremos retrasar el deterioro físico y mental de las personas en edades más avanzadas, conseguir que las personas mayores con enfermedades crónicas dispongan de los cuidados de larga duración y que permanezcan así el mayor tiempo en sus casas, transmitir una imagen positiva de ellas y mejorar su calidad de vida», ha asegurado Sutil.


Por otra parte, el delegado territorial de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Antonio Sutil, ha remarcado que este programa «es aún más imprescindible en una provincia como Jaén, en la que la despoblación y la falta de oportunidades laborales ha dado lugar a un envejecimiento de la población que no ha ido acompañado de los recursos necesarios para incrementar su calidad de vida», uno de los apartados fundamentales del I Plan Estratégico es el Estudio sobre soledad no deseada en personas de más de 55 años en Andalucía».

El delegado ha señalado que de este trabajo se han extraído numerosas conclusiones que van a permitir a la Consejería trabajar para paliar estas carencias que se hacen aún más visibles en la provincia jienense: «Por ejemplo, se ha estimado que un 47% de la población de 55 y más años residente en Andalucía se encuentra en situación de soledad no deseada y que, en total, un 15% de la población mayor andaluza se encuentra en riesgo de aislamiento social», ha apuntado Sutil, indicando que «el papel de los servicios sociales resulta fundamental para una correcta aplicación de protocolos y estrategias de detección, seguimiento, prevención e intervención en casos y colectivos que se encuentran en situación de soledad no deseada».

La provincia de Jaén es de las que peores datos ha arrojado en referencia a la soledad de los mayores en la comparativa andaluza, con un 55,7% de la población de 55 y más años en situación de soledad y un 47% en soledad moderada. «En definitiva», ha concluido el delegado, «se constata la enorme importancia de actuar contra la soledad no deseada y el riesgo de aislamiento social en la población jienense desde todos los ámbitos e instituciones en sus distintos niveles autonómico, local y comunitario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *