La Diputación se suma a la celebración del Día Mundial del Olivo.

Mañana jueves, 26 de noviembre, se celebra por primera vez el Día Mundial del Olivo y la Diputación de Jaén se va a sumar a esta conmemoración a través de distintas iniciativas. Después de que el pasado año la Conferencia General de la Unesco aprobara la celebración de este Día Mundial del Olivo, el presidente de la Administración provincial, Francisco Reyes, señala que “no podíamos dejar pasar la oportunidad de festejarlo en una provincia donde este árbol forma parte indisoluble de nuestra cultura y de su paisaje, y su zumo, el aceite de oliva, impregna de olor y sabor nuestra tierra de la misma forma que marca la economía, el empleo y la forma de vida de muchos de nuestros pueblos y ciudades”.

Así, la Diputación de Jaén iluminará de verde oliva el Palacio Provincial con motivo de esta primera celebración del Día Mundial del Olivo, que también tendrá reflejo en una lona que va a colgar de la fachada del principal edificio de esta institución y en sus distintas redes sociales. Con estas iniciativas, “queremos mostrar la importancia que para nosotros tiene este árbol y el aceite de oliva, del que somos principales productores mundiales tanto en cantidad como en calidad”, remarca Reyes.

Estas propuestas se vienen a sumar, según el presidente de la Administración provincial, “al trabajo que hacemos a lo largo del año de promoción de las bondades del olivar y el aceite de oliva de Jaén”. Entre ellas, destaca que “la Diputación jiennense está liderando la preparación del expediente para que los Paisajes del Olivar de Andalucía sean declarados Patrimonio Mundial por la Unesco” y también alude al acontecimiento con el que se festeja el inicio de la campaña oleícola en la provincia, la Fiesta del Primer Aceite de la provincia de Jaén, “que este año, por la pandemia, va a tener carácter virtual y que en esta ocasión comenzará en unos días, el 28 de noviembre, y se prolongará hasta el 28 de diciembre”, concluye Francisco Reyes.

Todo ello sin olvidar, como también apunta el diputado de Agricultura, Ganadería, Medio Ambiente y Cambio Climático, Pedro Bruno, que se trata de un árbol “imprescindible para fijar la población al territorio jiennense, en especial en el mundo rural, que además tiene un importante componente medioambiental, porque los 66 millones de olivos que tapizan la provincia de Jaén suponen un gran sumidero de CO2 que contribuye a la sostenibilidad medioambiental de nuestra tierra”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *